fbpx

Banco de Sangre

Banco de Sangre

La sangre es un líquido vital requerido en muchas ocasiones de manera urgente. El punto clave para proveer de ésta a los pacientes es la Donación.

Un Donador proporciona su sangre para su uso terapéutico sin la intención de beneficiar a alguien en particular ni esperar retribución a cambio.

Los Donadores de sangre son sometidos a una serie de pruebas de laboratorio y un examen médico para garantizar su seguridad y la del paciente que pueda recibir el producto sanguíneo.

Los hemocomponentes obtenidos en el Banco de Sangre cumplen con los estándares de calidad necesarios para brindar productos seguros y adecuados para los pacientes.

El Banco de Sangre participa en los programas de Control de Calidad Externo del Centro Nacional de Transfusión Sanguínea, así como en los Programas CECI y EVECSI de inmunohematología y serología respectivamente del Instituto LICON.

Acudir con disponibilidad de tiempo ya que para la realización de todo el proceso se requieren de 2 a 3 horas.

lunes a domingo de 7:00 a 17:00 hrs.

01 (722) 214 0013 Ext. 137 y 167
hola@hospitalflorencia.mx
bancodesangre@hospitalflorencia.mx

· Identificación oficial vigente (INE, licencia de conducir, cédula profesional o pasaporte).
· Ser mayor de 18 años y menor de 65 años.
· Pesar más de 50 kilogramos.
· Gozar de buena salud en general.
· Ayuno mínimo de 6 horas.
· No haber padecido hepatitis después de los 10 años de edad.
· No haber recibido transfusiones ni haberse realizado tatuajes, perforaciones o acupuntura en el último año.
· No haber tenido cirugías en los últimos 6 meses.
· No haber recibido vacunas en el último mes.
· No haber tomado medicamentos en la última semana.
· No haber consumido bebidas alcohólicas ni alimentos grasos en las últimas 48 horas.

· Venas delgadas.
· Lesiones dentales y/o caries severa.
· Síntomas de infección respiratoria, urinaria o gastrointestinal.
· Hipotensión arterial.
· Resultados de análisis de laboratorio fuera de los parámetros normales.
· Frecuencia cardiaca menor a 50 latidos por minuto o mayor a 100 latidos por minuto.
· Temperatura axilar mayor a 37°C.
· Presencia de ictericia, petequias, dermatitis o lesiones activas.
· Huellas de múltiples venopunciones.